LA VIDA Y EL BIEN

 
 
eight.png
 

LA VIDA Y EL BIEN

 
 
 
 

El capítulo 3 de Génesis nos habla del inicio del problema del ser humano: Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: “No comeréis de ningún árbol del huerto”? Aquí está la primer gran mentira. Satanás queriendo pintar un cuadro de un Dios que reprime, que no permite disfrutar lo bueno de la vida. Esto es lo que Satanás hace contigo y conmigo, no solo lo hizo con Eva.

Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho Dios: “No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis.” Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. Esta fue otra mentira de Satanás. Aunque Adán y Eva no murieron físicamente al comer del fruto, sí tuvieron una muerte espiritual. Satanás siempre quiere venir con verdades a medias, siempre va a querer torcer la verdad de Dios en nuestras vidas y va a presentarnos el pecado como si no fuera algo que nos perjudica.

Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió. Satanás va a presentarnos el pecado como algo atractivo, algo deseable y placentero. Siendo honestos, el pecado muchas veces sí es placentero en lo físico pero olvidamos que es solo momentáneo y que detrás de ese pecado siempre hay muerte; esta es la parte que Satanás no nos va a decir.

Hace tiempo había un comercial en la televisión de cigarros Marlboro en el que un vaquero, un hombre fuerte, saludable y varonil, montaba un caballo. ¿Lo recuerdas? Pero nunca nos enseñaban a ese hombre enfermo de cáncer muriéndose en el hospital. Lo mismo sucede con el alcohol, te lo presentan como que te vas a divertir con tus amigos y con mujeres pero no te enseñan la destrucción física que tendrás además de la destrucción que trae a matrimonios y hogares

Cuando Dios confronta a Adán y a Eva, nos dice que la mujer fue engañada pero Adán no. Él eligió desobedecer. ¿Cuántas veces como hombres sabemos que ese camino que estamos a punto de tomar no es el correcto pero aun así escogemos ir por ahí? La decisión de Adán trajo consecuencias a su vida, por ese pecado fueron expulsados del Edén y Dios declaró maldición sobre el hombre por lo cual empezaron dificultades y luchas en su vida.

Dios nos dice: Mira, yo he puesto hoy delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal. (Dt. 30:15) ¿Amigo, cuál escoges tú? Cuando la tentación venga a nuestras vidas, seamos hombres que escogen la vida pues no olvidemos que detrás de ese pecado hay muerte.

 
Vino Nuevo